Seguridad Social en el Hogar

Roma y otras cintas están abriendo la conversación sobre el trabajo doméstico

By noviembre 20, 2018 No Comments

Publicado originalmente en El Heraldo 

Amor se escribe Roma al revés, y eso es lo que la nueva película del director Alfonso Cuarón pretende retratar: las relaciones afectivas que se crean entre patrones y trabajadores del hogar.

De acuerdo con Oxfam, las personas que se dedican a este tipo de labores enfrentan discriminación y violencia en México. El trabajo doméstico es realizado sobre todo por mujeres, muchas de ellas se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad por su origen étnico y su estatus migratorio. Se mantienen atrapadas en un contexto de desigualdad, motivado por la falta de reconocimiento de su trabajo, explicó Verónica Madrid, gerente del programa de Justicia de Género de esta organización humanitaria.

Nuestro país sigue sin ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, por lo que 99 por ciento de estos trabajadores no cuentan con un contrato y viven en situación precaria. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México hay actualmente 2.48 millones de personas ocupadas en trabajo doméstico remunerado, y el 95 por ciento de éstas son mujeres.

Por tal razón, diversas iniciativas, desde el arte hasta la innovación, están alzando la voz a favor de una legislación que ayude a mejorar la calidad de vida de las trabajadoras y sus familias. Alfonso Cuarón adquirió este compromiso al expresar recientemente que confía que con el estreno de Roma se ayude a regularizar la situación laboral de las trabajadoras del hogar en México, y ha explicado que la película está inspirada en su nana Libo y en las experiencias que vivió junto a ella cuando era niño.

Melina Cruz, cofundadora de la plataforma Jelp Mi!, que a través de una aplicación pone en contacto a trabajadores del hogar con personas que requieren estos servicios, explicó que a tres años de haber creado este proyecto han logrado generar un impacto social con casos como el de Laura Leticia Delgado, quien pudo titularse en Ingeniería Mecánica por el IPN gracias a los ingresos obtenidos con este servicio. La gente joven ya tiene otra mentalidad y se generan relaciones más cercanas entre usuarios y trabajadores. Ya no piensan que brindar un servicio de limpieza sea cuestión de pena, dijo. La plataforma, que inició en 2016 con sólo 15 trabajadoras y ahora cuenta con 367, les ha permitido ganar cinco veces más que el salario mínimo.

En octubre, defensores de derechos humanos, académicos y activistas se sumaron a la iniciativa de nombre Nosotrxs con una carta dirigida a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con la que lograron que se retirara un proyecto considerado como discriminatorio hacia las trabajadoras del hogar, pues les negaría el acceso a la seguridad social por el desempeño de estas labores.

Roma no es la única película que ha tratado este tema en la actualidad. Aunque situada dentro de la industria hotelera, La camarista también se enfoca en un personaje que desempeña este tipo de labores. La cinta, dirigida por Lila Avilés, ganó como Mejor Largometraje de Ficción en el Festival de Cine de Morelia, y logró una nominación para su realizadora en el Festival de San Sebastián. Otras historias que giran alrededor de las trabajadoras del hogar son La nana, coproducción entre Chile y México que fue nominada al Globo de Oro en 2010, e Hilda, que consiguiera el premio Ariel por Mejor Coactuación Femenina para Adriana Paz.

La actriz Yalitza Aparicio, quien lleva el rol protagónico de Roma, y que interpreta a una mujer de origen indígena dedicada a las labores domésticas, declaró recientemente que: Las empleadas también tienen una vida fuera de la casa. Se trata de ver esa igualdad como seres humanos, y de no hacer menos a alguien por su nivel socioeconómico o raza.

Por Carlos Celis

Leave a Reply