Construcción Sin CorrupciónRepresentaciones Estatales

El dinero de los damnificados del sismo puede ser usado para las campañas

By mayo 16, 2018 No Comments

El movimiento Nosotrxs y damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017 temen que el dinero de la reconstrucción de la Ciudad de México se esté utilizando con fines político electorales.

 

La mayoría de los delegados de las demarcaciones que pidieron dinero destinado a la reconstrucción para comprar tabletas, uniformes escolares, llantas, papelería o mantenimiento de áreas verdes, pidieron licencia y hoy van por una diputación local o se unieron a una campaña presidencial.

En delegaciones como Benito Juárez, damnificados de Petén 915, Colonia Del Valle, y Zapata 56, en Portales Sur, aseguran que las autoridades delegaciones les dijeron que no recibirán ayuda porque únicamente es para los pobres y que en trabajos de demolición la demarcación se llevó cocinas integrales, paneles solares y clósets para cubrir parte del costo de la demolición.

 

Publicado originalmente en Sin Embargo, el 14 de mayo del 2018

El uso de los recursos para la reconstrucción de la Ciudad de México debe transparentarse, pues podrían utilizarse con fines electorales, dijo Vania Salgado Hernández, damnificada del sismo del 19 de septiembre de 2017 y activista de la iniciativa Nosotrxs.

“Hay mucha incertidumbre sobre cómo se han utilizado estos recursos. Todos tenemos que exigir transparencia. Es dinero público, dinero de todos los mexicanos que pagan impuestos. Hay una probabilidad de que los recursos se utilicen con fines político electorales”, dijo en entrevista con SinEmbargo.

El jueves el movimiento Nosotrxs dio a conocer que a través de solicitudes de acceso a la información pública obtuvo 47 oficios de autorización presupuestaria del ejercicio del 2018 para diversas unidades de gasto del Gobierno de la Ciudad de México y sus delegaciones, en los cuales identificó la asignación de millones destinados a todo, menos a la reconstrucción.

Derivado de los oficios se identificó la asignación de 5 mil 301 millones de pesos para las delegaciones, adicionales a su gasto anual, entre las cuales destacan gastos que no tienen que ver con los damnificados como en Benito Juárez, Álvaro Obregón, Cuauhtémoc, Coyoacán e Iztapalapa.

Por ejemplo, la Delegación Benito Juárez gastó casi 200 millones de pesos en un proyecto de poda, mantenimiento y restitución de áreas verdes, así como en la adquisición de pintura; material eléctrico; aceite, anticongelante, baterías y vara de perlilla, pero ninguna solicitud fue para los damnificados.

“La mayoría de los damnificados estamos en la calle, en campamentos no reconocidos, otros en casas de familiares, encima de nuestros amigos, pagando renta mientras todo esto sucede y se utiliza la causa delos damnificados para apoyar tareas que son inútiles. Es bastante indignante”, dijo Vania Salgado.

De las delegaciones que usaron dinero para gastos que nada tienen que ver con la reconstrucción,  Álvaro Obregón –donde se pidieron 150 millones para imagen urbana, 150 para ayudas sociales, 90 millones para papelería, toners, utensilios de cocina, fertilizantes, medicinas–conserva a su Delegada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) María Antonieta Hidalgo.

Lo mismo sucede en la Delegación Iztapalapa con Dioné Anguiano Flores como Delegada también del PRD.

De acuerdo con el movimiento Nosotrxs la demarcación solicitó 100 millones para juguetes para el día del niño y obsequios para el día de las madres de los recursos para la reconstrucción.

El resto de los delegados pidieron licencia para ir por un puesto de elección popular o sumarse a una campaña política.

Por ejemplo, el Delegado panista de Benito Juárez, Christian Von Roehrich, pidió licencia y busca una diputación local.

Mientras que el perredista Valentín Maldonado Salgado pidió licencia en Coyoacán–donde se solicitaron 159.27 millones para la adquisición de tabletas electrónicas para estudiantes de nivel básico y otros 100 millones para útiles escolares– para buscar diputación local por el distrito 32.

En Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, quien gobernaba bajo las siglas del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), solicitó licencia para sumarse a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición “Juntos haremos historia” a la Presidencia de la República.

La delegación que gobernaba el morenista al momento en el que se solicitaron los recursos  pidió 45 millones de pesos para el equipamiento de diversas áreas de la delegación y fortalecimiento de su operatividad.

“En mi grupo de damnificados conozco a personas que les han ofrecido vajillas u otros regalos, como materiales de construcción, que son inútiles para las necesidades verdaderas. Es más importante que hacerse los dictámenes, antes que cualquier otro tipo de dádiva que se da de manera clientelar, para que la gente pueda votar por cualquier partido político”, dijo Salgado.

La activista enfatizó que la razón de Nosotrxs de publicar la información que obtuvo a través de transparencia sobre el uso de los recursos, es para visibilizar lo que está sucediendo con los fondos para la reconstrucción y que cada grupo de damnificados tome las medidas que crea conveniente.

 “En Benito Juárez vamos a pedir explicaciones a nuestro Delegado en un oficio. Le vamos a preguntar cómo se han utilizado todos los fondos para la reconstrucción en 2017 y 2018”, explicó.

NO TIENEN ACCESO A FONDOS PORQUE NO SON POBRES

María Ugalde, damnificada de Petén 915 en Colonia Del Valle, afirmó que el “director jurídico”  de la Delegación Benito Juárez les dijo a los vecinos del edifico en donde murieron 10 personas y que colapsó por completo, que ellos no recibirían apoyo del fondo para la reconstrucción porque no eran pobres.

“La delegación siempre nos dijo que no tenía recursos. Estamos muy preocupados porque la única opción que nos han dejado es que reconstruyamos buscando un constructor o que vendamos. El director jurídico de la delegación nos dijo que que nosotros no éramos sujetos de esos recursos, porque no éramos pobres, sino de un nivel medio. Que aunque nos hubiésemos quedado en la calle, sin vivienda, no calificábamos porque no somos pobres”, dijo a este medio.

Ugalde precisó  que con los 200 millones que pidió Benito Juárez, de acuerdo con la información de Nosotrxs, se podría reconstruir la totalidad de los edificios colapsados o dañados de la demarcación.

“Reconstruir un edificio como el nuestro desde cero cuesta 25 millones. Hay edificios que con 2 millones se pueden reconstruir”, agregó.

Eliud González López, damnificada de Zapata 56, en Portales Sur, Delegación Benito Juárez, dijo a SinEmbargo que su edificio ni siquiera se terminó de demoler y que durante la demolición la demarcación se llevó paneles solares, cocinas integrales intactas y clósets.

“Yo vi cómo lo iban desmantelando. Era un edificio nuevo; se llevaron los paneles solares, se llevaron todo lo que quedó en pie. Quedaban cocinas integrales, closets, todo se lo llevaron. Cuando preguntamos, uno que trabaja con el jurídico de la delegación no dijo que nuestra demolición había costado 3 millones de pesos y que habían tomado las cosas para pagar la demolición”, narró.

La damnificada consideró que todos los delegados de las demarcaciones que gastaron dinero de la reconstrucción para otros rubros, deben ser llamados a rendir cuentas.

Leave a Reply