Movimiento

Podar y mutilar

By marzo 4, 2019 No Comments

Publicado en El Universal

Por Mauricio Merino, coordinador nacional de Nosotrxs

La instrucción es cortar de tajo la intermediación entre el gobierno y los beneficiarios del dinero público. Todos los presupuestos diseñados para respaldar a los grupos vulnerables del país habrán de convertirse en aportaciones monetarias y entregarse en las manos de sus destinatarios, de ser posible, a través de cuentas personales y transferencias electrónicas.

Esa decisión pretende combatir la corrupción y promover la austeridad. Se ha dicho, con razón, que los programas sociales fueron utilizados para construir clientelas, para desviar recursos públicos, para incrementar inútilmente los gastos del gobierno y para financiar organizaciones que viven del dinero público; y se ha explicado que la única manera de evitar que esas prácticas sigan ocurriendo es eliminarlas sin matices. A grandes males, grandes remedios. Aunque en el camino se cancelen programas sustantivos —como las estancias infantiles o los refugios para mujeres violentadas, a quienes ya se verá cómo ayudar—, el presidente se ha propuesto ser estricto. Ni un centavo más a los intermediarios, buenos o malos.

Continúa leyendo

Leave a Reply