Ahora, más que nunca, es importante que las y los ciudadanos recordemos que no basta con ir a las urnas

Aram Barra

Nosotrxs debemos mantener el camino

Por Aram Barra

Durante el último año Nosotrxs se avocó a la exigencia para reducir la desigualdad y garantizar el acceso equitativo a bienes y servicios públicos a favor de las comunidades más olvidadas del país. Hemos hecho un llamado a exigir el cumplimiento de nuestros derechos –los derechos de todas y todos– juntos, en bola, pero en una bola organizada.

El reto después del primero de julio no es fácil. Debemos mantenernos firmes en nuestro llamado al cumplimiento de la ley, el fortalecimiento de las instituciones públicas y la promoción y defensa de los derechos humanos, con la ley en la mano. Ahora, más que nunca, es importante que las y los ciudadanos recordemos que no basta con ir a las urnas, nuestra participación es necesaria de manera constante.

En Nosotrxs somos ya 4 mil 560 personas registradas en 25 representaciones estatales, provenientes de las 32 entidades federativas. Nos hemos tardado en encontrarnos pero ya que lo hemos hecho, no nos vamos a soltar. Además, durante el próximo año debemos sumar a muchas personas más hasta conformarnos en el movimiento social de oposición más numeroso del país.

Esta inmensa red es una vía directa para retomar el poder que nos pertenece a nosotras, las personas que habitamos este país. Como lo hemos dicho en numerosas ocasiones, creemos sinceramente que Nosotros, todos y todas, somos el poder, el Estado y la democracia. De esta manera, nos mantenemos firmes para denunciar y detener a quien sea que se arrogue facultades para pisotear los derechos de los demás.

Conforme se vaya calmando el polvo post-electoral, es necesario que las y los ciudadanos nos mantengamos firmes en nuestra observación, critica y denuncia constante del quehacer público. Debemos observar activamente el proceso de cambio de gobierno, poniendo particular atención a que se sigan los lineamientos estipulados por la ley mediante auscultaciones abiertas y públicas, particularmente para el poder judicial.

De igual forma, es necesario participar en la conformación del nuevo plan nacional de desarrollo, que se presenta como una oportunidad para entrar en detalles que hasta ahora no se definieron ni en los documentos de plataforma ni en la campaña electoral. Las metas planteadas para la justicia social deben buscar resarcir las omisiones históricas para con los grupos más vulnerabilizados.

Nuestros ojos se mantendrán fijos en el cumplimiento de los derechos de todas las personas. Para ello, seguiremos exigiendo la reducción de los intermediarios para su cumplimiento, así como el buen actuar de los nuevos funcionarios públicos. Sin embargo, somos conscientes que el no cumplimiento de los derechos es y ha sido un problema sistémico. Por ello, debemos buscar nuevas manos que sumar, para caminar juntos sin que nadie se quede atrás.

El compromiso es claro y contundente. Ayúdanos, sumemos voces y voluntades. Agarrémonos y no nos soltemos, para cuidarnos y defendernos las unas a las otra. Ni tú, ni yo, ni ellos. Nosotrxs.

Leave a Reply