Coordinación Nacional

Es lo mismo pero no es igual

By noviembre 11, 2019 No Comments

Publicado en El Universal

Por Mauricio Merino

Detrás de buena parte de las decisiones que ha ido tomando la nueva clase gobernante hay un argumento de autoridad magister dixit, según el cual, ellos, los partidarios de Morena son éticamente superiores a cualquier otro grupo político identificable. En los argumentos de autoridad, como se sabe, no importa tanto lo que se afirma cuanto quién lo hace, de modo que no es indispensable justificar las decisiones por sus méritos sino en función del valor intrínseco de quien las toma. Ese argumento ha blindado al proyecto político hegemónico de cualquier comparación con el pasado que, desde ese mirador, está moralmente derrotado.

Por eso es inútil insistir en que la elección de Rosario Piedra Ibarra como presidente de la CNDH, hubiese sido inaceptable para los partidarios de Morena (como lo sería para cualquier demócrata), en otro momento de la historia reciente del país. Jamás hubiesen aceptado que una militante y excandidata del partido gobernante fuera presentada como idónea para un cargo que reclama independencia, pese a su evidente cercanía política con el titular del Poder Ejecutivo. No hubieran tolerado que el presidente defendiera esa candidatura abiertamente, induciendo a sus copartidarios del Senado el sentido de su voto. No hubieran aprobado que una mayoría simple en el Senado alterara las reglas de la votación sin modificar las ternas, como lo ordena la ley, para darse el tiempo necesario hasta alcanzar una dudosa mayoría calificada. Ni, mucho menos, hubiesen aceptado la lectura laxa de un mandato constitucional explícito para justificar el recuento más propicio de los votos emitidos por los senadores.

Seguir leyendo

Leave a Reply