Hubo tiempo de pedir, otro de exigir y ahora de actuar.

Hector X. Martínez

Una revolución de conciencias que ya se está construyendo.

En abril del presente año tuve la oportunidad de ser parte de la primera generación del Curso de Responsabilidad, Empoderamiento y Activismo (C.R.E.A.) de Nosotrxs. Este curso fue una de las mejores experiencias que he vivido en este año, un curso de tres días que me marco y me despertó en un año de cambio para el país.

Señalo que me marcó porque entendí la fuerza del Derecho, Nosotrxs no busca exigir el cumplimiento de los derechos busca que todo ciudadano ejerza sus derechos. Me gusta mucho ese cambio porque me recuerda a los Zapatistas con su frase “hubo tiempo de pedir, otro de exigir y ahora de actuar” pienso que si hay un cambio muy fuerte en los derechos cuando uno pasa de exigir a actuar, ya que la exigencia siempre va hacia alguien externo y la actuación es del propio sujeto, en este caso el ciudadano. Me sorprendió este cambio en mí, ya que parece algo tan simple, pero me di cuenta que se ha logrado que nuestros derechos nos sean enajenados, que parezcan algo externo al ciudadano, y esto, lo hemos permitido. Por lo tanto, el curso y Nosotrxs me regresó la potencia que cada uno de nosotros tiene para darle vida a nuestros derechos, ya que estos no son palabras son acciones.

Me despertó porque a pesar de las dificultades la propia palabra, Nosotrxs, te lleva a actuar en colectivo, en un año donde parece que todo gira en la búsqueda de poder, nos hemos olvidado que el principal paso para cambiar nuestra realidad es el de juntarse. Organizarse para ejercer nuestros derechos y devolver la política a la gente, siendo un contrapoder ante el poder de los tres niveles de gobierno.  El curso, así como el aniversario, me llevó a dar cuenta que el juntarse es posible, que a lado de mi hay personas que también buscan combatir los males sociales que tenemos como sociedad y que estos pueden ser cambiados. He visto como el curso dejo marca en varios de nosotros que nos sumamos a esta Organización y lo hacemos desde lo cotidiano como desde lo organizativo, siendo un ejemplo de como una semilla puede madurar en poco tiempo (2 meses) o como se señala en Nosotrxs, una revolución de conciencias que ya se está construyendo.

A diferencia de los partidos políticos, para Nosotrxs el dos de julio no es el fin ni el inicio, es el seguimiento de un camino que tiene como fin regresar el poder a los ciudadanos, reconociendo este derecho, el poder es del ciudadano y este debe ejercerse día con día por Nosotrxs- Me gustaría cerrar con una frase que en verdad concreta lo que ha venido desarrollando Nosotrxs: Mi libertad comienza, en realidad, donde se une a la tuya. Y es mucho más libre, la tuya y la mía, cuando van juntas y se respaldan mutuamente. El actuar juntos, el pensar desde Nosotrxs, es la concreción de la libertad

Leave a Reply