Luchemos contra el desabasto de medicamentos, por un México que quiere curarse

Nosotrxs exigimos que las instituciones de salud públicas, en específico el Seguro Popular, el IMSS y el ISSSTE, tengan abasto de medicinas para todos sus derechohabientes.

“El desabasto de medicinas implica un daño a la salud de las personas porque se interrumpen los tratamientos..”

Luis Quiroz
Coordinador de "Medicinas para todxs"

Medicinas para Todxs

El desabasto de medicinas implica un daño a la salud de las personas porque se interrumpen los tratamientos, ya sea de forma permanente o intermitente

Vulnerabilidad

La escasez de medicamentos impacta en los grupos vulnerables como lo son niños, adultos mayores y mujeres embarazadas, generando círculos viciosos de pobreza

Desigualdad

El desabasto de medicamentos en las instituciones de salud públicas contribuye a la desigualdad vital y de recursos económicos.

Falta de Programas

El IMSS y el Seguro Popular no tienen programas para el 2017-2018 que fortalezcan el abasto de medicinas.

Corrupción

La falta de medicamentos es una variable de la calidad en el servicio de las instituciones públicas de salud, que indica una deficiente gestión administrativa o redes de corrupción.

#MedicinasParaTodxs

¿Qué exigimos?

Abasto al 100%

Es momento de tomar nuestras instituciones. Hagámosle saber al Seguro Popular y al IMSS cuáles son las prioridades. La vida es primero; aseguremos el abasto al 100% de medicamentos.

Rendición de cuentas

Presionamos a los responsables del Seguro Popular, IMSS e ISSSTE en las entidades para que rindan cuenta de los recursos otorgados en el abasto oportuno de medicamentos y de las compras consolidadas.

Combatir la desigualdad

Todos necesitamos de todos. Ayudemos a que las personas en las zonas más marginadas del país reciban sus medicamentos de forma oportuna.

Últimas noticias de la causa

Medicinas Para Todxs

Informe de Transparencia en Salud 2019-2020. Mapeo del Desabasto de Medicamentos en México

A pesar de que entre 2019 y 2020, el Sistema Nacional de Salud ofreció menos…
COVID-19

Posicionamiento del colectivo Cero Desabasto ante la crisis de acceso a medicamentos

El colectivo Cero Desabasto, impulsado por Nosotrxs e integrado por casi cincuenta organizaciones de pacientes…
Medicinas Para Todxs

Presentación del informe Mapeando el desabasto en México 2020

La mejor política económica redistributiva de América Latina es invertir en salud. El acceso a…

La intención final era generar ciudadanía

por Luis Adrián Quiroz, representante de la causa #MedicinasParaTodxs en Nosotrxs

Publicado originalmente en El Sol de México

Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS, organización de personas viviendo con este virus y que se atienden en el Instituto Mexicano del Seguro Social, se creó hace 18 años ante la necesidad de mejorar las condiciones de atención, el abasto de medicamentos y combatir la discriminación que prevalecían en ese momento, que desafortunadamente se siguen presentando en la institución.

En los inicios de la organización, la problemática de desabasto en el IMSS era una constante: cada semana miles de personas que recibimos atención medica en el Seguro lo padecíamos, de ahí que tuvimos que dejar de molestar al médico ante al falta de medicamentos y comenzamos a entender los procesos normativos para poder incidir realmente en la cadena de compra y distribución de medicamentos. En el fondo, queríamos que las autoridades del Seguro nos dejaran tomar el pelo tomando en cuenta que nunca asumían su responsabilidad.

Las leyes jugaron un papel preponderante para entender que las personas que vivimos con VIH contábamos con un extenso marco normativo para garantizar el suministro, pero sobre todo para la compra emergente ante cualquier escasez de los fármacos. La intención final era generar ciudadanía.

En aquel entonces la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Publica estaba en sus inicios y literalmente nos adueñamos de ella. En principio, era indispensable conocer el número de personas que recibíamos tratamiento, los medicamentos que tomábamos y el número de personas por hospital; de ahí comenzó nuestra fortaleza, la información nos posicionó en una situación privilegiada y nunca más nos darían atole con el dedo. Desarrollamos toda una metodología de trabajo para ello y hoy en día somos expertos en la cadena de suministro de medicamentos del sistema de salud.

Cuando fuimos vocales del CONASIDA, implementamos la mesa de abasto de medicamentos antirretrovirales para todo el sistema de salud; después de 5 años la mesa sigue funcionando con presencia de todas las instituciones. Actualmente vigilamos no solo la entrega oportuna de medicinas para atender a pacientes con VIH, sino para pacientes con enfermedades crónico degenerativas en todas las instituciones y contamos con una plataforma electrónica llamada Mi Medicamento Ya.

En 2011 decidimos cofundar la Red de Acceso, con el objetivo de hacer valer el derecho a la salud, garantizado por los artículos 1 y 4 constitucional. Formamos un frente común porque hemos sido testigos de las afectaciones que tenemos las personas que demandamos diariamente los servicios de salud: las deficiencias del sistema, los largos tiempos de espera, la falta de medicamentos, la negación de los servicios, discriminación en la atención y la falta de homologación en el acceso a un diagnóstico oportuno, al tratamiento y control de las enfermedades.

Es así que al conocer la agenda de Nostrxs vimos que compartiamos muchas coincidencias, una de las más importantes es utilizar el marco normativo para generar ciudadanía. Al saber esto, nos sentimos plenamente identificados y, al revisar sus causas, observamos una en especial, que representa para muchos de nosotrxs un tema esencial: Medicamentos para Todxs. Para sorpresa nuestra, las otras causas son transversales: Sistemas Anticorrupción, Construcción sin Corrupción, Partidos Transparentes, Sin Mortalidad Infantil y Seguridad Social en el Hogar.

Hoy el trabajo conjunto con Nosotrxs es una realidad, es la suma de esfuerzos para construir un México diferente, un Mexico más democrático, un México que quiere curarse, un México que tiene que garantizar el derecho a la salud sin ningún tipo de discriminación, con un enfoque de equidad e identidad de género, pero sobre todo basado en el respeto irrestricto de derechos humanos de las personas que acudimos a los servicios de salud.