Ser parte de la oposición social es fundamental en estos tiempos, cuando las personas más vulnerables son excluidas

Gabriela Miranda

Nosotrxs es la oportunidad de crecimiento, de expansión de conciencia, justicia y libertad

Ser parte de la oposición social es fundamental en estos tiempos, cuando las personas más vulnerables son excluidas, su identidad eliminada y su dignidad social violada. En estos tiempos manchados de abusos de poder y resentimientos políticos internos que afectan a todo México; un México herido y destruido, lleno de injusticias y desinterés incluso por parte de sus propios ciudadanos, porque la misma ciudadanía ya no es ejercida, porque todas las desigualdades en lugar de ser disminuidas van en constante aumento y el dolor que se mira, que se siente, que se vive en las calles del territorio mexicano tiene que cambiar por esperanza, construcción y deconstrucción.

Nosotrxs es la oportunidad de crecimiento, de expansión de conciencia, justicia y libertad, que necesitamos; de exposición de casos concretos a los cuales se les da seguimiento, acompañamiento y difusión, para motivar el despertar de miles de mexicanos y mexicanas y hacerles ver que no están solos ni solas.

Desarrollando incidencia, exigiendo a los partidos políticos que cumplan su función y ejerciendo el derecho a la libre expresión e información. Porque nos merecemos esclarecimiento de hechos, aplicación de acciones concretas; reconocer el país como nuestro, lo público de nosotrxs, luchar por una democracia bien ejecutada, uniendo corazones y mentes que están conectadas a través de nuestras raíces, reforzando identidades, recuperando ideales, formando un país igualitario en todos los sentidos posibles.

Siempre luchando con fundamentos y por fundamentos, defendiendo nuestros derechos y los de nuestros compañeros y compañeras, dejando a un lado el sistema corrupto y antidemócrata, negándonos frente a imposiciones sociales llenas de metodologías incorrectas, que privilegian a las personas que menos lo merecen, que no contextualizan las realidades mexicanas.

Porque el gobiernos mexicano lamentablemente nos pisotea, o más bien nos dejamos pisotear por este, pero es hora de levantarse con paz y razón para modificar dichas situaciones, para hacer uso de nuestros derechos institucionales, exigir una calidad de vida digna a donde vayamos desde un hospital, hasta una escuela, porque necesitamos garantizar nuestra seguridad y la de todxs.

Basta de sueños inalcanzables, es hora de cumplir incondicionalmente nuestras realidades, de defender nuestras palabras y dejar de esperar a que otros lo hagan por nosotrxs, basta de pensar en individual, es hora de la lucha colectiva.

Leave a Reply