La verdadera política ciudadana no es únicamente la intervención en el proceso electoral, la vigilancia al desempeño de las autoridades electas es indispensable.

Oscar Estrada

La política ciudadana más allá del proceso electoral

La verdadera política ciudadana no es únicamente la intervención en el proceso electoral, la vigilancia al desempeño de las autoridades electas es indispensable.

Hidalgo es un estado donde nunca ha existido alternancia política en el gobierno estatal. En consecuencia, el control institucional del sector público, sector educativo y sector salud es muy fuerte y los opositores sufren represalias y bloqueos laborales. En este escenario se ha vuelto complicado realizar proyectos críticos y de denuncia a la corrupción. La libertad de expresión y el surgimiento de portales de internet de investigación y denuncia ciudadana ha sido importante para que los jóvenes tengan otro panorama distinto al que se vivió en los años 1990 donde un servidor obtuvó la mayoría de edad y comencé a ejercer el voto.

Afortunadamente hoy en día, existen organismos como el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos, Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales, Sistema Nacional Anticorrupción, que aún falta que sean desarrollados en plenitud y superar deficiencias de operación, pero en la medida que nosotros los ciudadanos los utilicemos, vigilemos su operación y hagamos presencia en estas organizaciones se va a lograr mejorar su funcionamiento.

Muchos ciudadanos de la entidad desconocen o son indiferentes a los derechos que tienen y que son ejercidos a través de estas instituciones, por lo cual se hace indispensable la difusión a través de reuniones  vecinales, escolares, grupos sociales, ejidales, la formación cívica de la población es el primer paso para que pueda denunciar, ejercer, proteger y exigir sus garantías.

Desde un simple escrito con las firmas de los vecinos de una colonia solicitando el restablecimiento de un servicio municipal, hasta una denuncia penal a un funcionario público, deben ser instrumentos que la ciudadanía utilice para intervenir en el desempeño del servidor público. Lamentablemente la indiferencia y falta de cultura cívica hacen que en Hidalgo los grupos y activistas sociales tengan poca fuerza e influencia sobre autoridades estatales. Se ha tenido que recurrir a organizaciones de influencia nacional o internacional para que las autoridades le den el lugar a la exigencia ciudadana.

Por lo anterior, la difusión del proyecto Nosotrxs en la ciudadanía de Hidalgo representa una opción real y organizada para la intervención de las personas en la vigilancia, denuncia y oposición a la corrupción, nepotismo, falta de transparencia, tráfico de influencia y falta de compromiso de las autoridades gubernamentales en la atención a los gobernados.

La formación y participación de brigadas para formación cívica, apoyar a otros ciudadanos en peticiones, solicitudes y denuncias, la revisión del ejercicio presupuestal del Estado de Hidalgo y su difusión en la ciudadanía, las observaciones que la auditoría superior del estado y de la auditoría superior de la federación y que sean del conocimiento de la ciudadanía, así mismo un sistema de quejas en instituciones de salud, educativas, ministerios públicos y oficinas de atención ciudadana, son acciones que pueden posicionar el proyecto Nosotrxs en la ciudadanía no sólo de Hidalgo, sino del resto del país.

Leave a Reply