Peña Nieto: Ratifica el #Convenio189

Por: Luis F. Fernández

Señor Presidente de la República, aún hay tiempo para cumplir su promesa de ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo. Al hacerlo, reconocería los derechos de trabajadoras y trabajadores del hogar y detonaría procesos institucionales para garantizar un trabajo digno y protección social a este sector de la población. Quedan 52 días para lograr su ratificación antes de que termine esta legislatura en su sexenio. Esto implica, únicamente, que con toda la voluntad política, el Gobierno Federal lo envíe a ratificación al Senado de la República lo antes posible.

Al ratificarlo, no seremos el único país que haya dado ese paso. Tan sólo en América Latina y el Caribe 12 países ya han ratificado el convenio e iniciado procesos de reforma paulatinos y de implementación escalonada. Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, República Dominicana, Ecuador, Guyana, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Uruguay ya lo ratificaron. De éstos, sólo Brasil extendió su entrada en vigor al 31 de enero de 2019. En México, éste puede ser el caso.

Si su gobierno ratifica, habrá honrado su promesa con los 2.4 millones de trabajadoras y trabajadores del hogar, habrá dado un paso contundente para el reconocimiento de los derechos de uno de los grupos más vulnerables del país y, sobre todo, garantizará las condiciones mínimas para avanzar en:

  • La promoción y protección de los derechos humanos de todas y todos los trabajadores domésticos,
  • El respeto y protección de los principios y derechos fundamentales en el trabajo: la libertad de asociación y reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva; la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio; la abolición del trabajo infantil; y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación
  • la protección efectiva contra todas las formas de abuso, acoso y violencia, y
  • Las condiciones justas de empleo incluyendo una vivienda digna.

Aún hay tiempo para garantizar la igualdad de condiciones laborales y humanas para este sector. Usted lo mencionó el miércoles 7 de marzo en su discurso por la Conmemoración del Día Internacional de la Mujer, “la realidad de injusticia, desigualdad, discriminación y violencia contra la mujer no se cambia sólo por decreto, por desearlo o por expresarse en contra de esas injusticias. Esa realidad se puede cambiar, modificar y mejorar a partir de distintas políticas”. Sentar las bases de esas políticas públicas aún es posible, existen diversas propuestas de implementación en términos de inversión presupuestal y progresividad en la cobertura del sector.

De acuerdo con el Instituto Belisario Domínguez, adscrito al Senado de la República, es factible que el gobierno federal garantice la incorporación de más del 45.8% de las trabajadoras del hogar con un costo aproximado de 28,712 millones de pesos y de 33,508 millones de pesos con una incorporación escalonada para 2030. Aún es posible reordenar o reorientar el destino del gasto del Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, pero no es necesario aún; esto puede esperar a la discusión del presupuesto del siguiente sementre. Lo que sí no puede esperar más es la ratificiación del Convenio 189.

Está en sus manos, Señor Presidente, aún hay tiempo. Esta decisión podrá transformar significativamente la vida de 2.4 millones de trabajadores y trabajadoras del hogar. Se trata de una deuda histórica y estoy convencido que, para honrar su palabra, saldará la deuda a tiempo.

Director Ejecutivo de Nosotrxs

@NosotrxsMX

Leave a Reply