Medicinas Para TodxsSalud y Bienestar

Presentación del informe Mapeando el desabasto en México 2020

By febrero 8, 2021 No Comments
  • La mejor política económica redistributiva de América Latina es invertir en salud. El acceso a los medicamentos y otras tecnologías para la salud es fundamental para garantizar el derecho a la salud.
  • “Hemos regresado a la etapa en la cual nos dicen cáncer y no tenemos la esperanza de pensar que se va a salvar una vida”, dijo Esperanza Paz, madre de un niño con cáncer.

El desabasto de medicamentos daña la salud de muchas personas porque interrumpen sus tratamientos, además de que genera círculos viciosos de pobreza porque contribuye a la desigualdad vital y de recursos económicos, impactando particularmente a grupos vulnerables como niños y niñas, adultos mayores y mujeres embarazadas, así lo indicó la Directora Ejecutiva de Nosotrxs, Andrea Santiago durante la presentación del informe “Mapeando el desabasto en México. Reporte de la plataforma Cero Desabasto 2020” el pasado 5 de febrero.

Es por ello que desde 2019, Nosotrxs -que tiene entre sus objetivos combatir la desigualdad- ha impulsado la organización del colectivo Cero Desabasto, que reúne a pacientes, familiares de pacientes, personal de salud, organizaciones, academia e instituciones públicas de salud para garantizar un acceso efectivo, oportuno, equitativo y de calidad a medicamentos e insumos para la salud en México, y con ello exigir nuestro derecho a la salud.

El colectivo ha desarrollado la plataforma cerodesabasto.org para que pacientes, familiares y trabajadores de la salud reporten cuando no hay existencia o no se surte un medicamento o insumo para la salud; los reportes son informados inmediatamente a los responsables de abasto de cada subsistema y con el acumulado se integran informes periódicos públicos y específicos para cada responsable de abasto.

Los informes son realizados en colaboración con las organizaciones que forman parte del colectivo: Asociación Mexicana de Fibrosis Quística, Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, FUNDAR Centro de Análisis e Investigación, Juntos contra el Cáncer, Movimiento Nacional por la Salud, PODER Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación y Yeeko Inteligencia Colectiva.

Durante la presentación del informe la investigadora del área de rendición de cuentas y combate a la corrupción de FUNDAR, Matilde Pérez, informó sobre el programa federal “Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral”, operado por INSABI desde 2020 en localidades de alta y muy alta marginación con recursos de lo que antes era el Seguro Popular y la vertiente de salud de lo que fuera el programa Prospera.

La investigadora resaltó que, si bien el 29% de los recursos de este programa en 2019 se destinó a compra de medicamentos, no existe información pública disponible para identificar la localidad y la unidad médica a la que se enviaron ni el tipo de medicamentos adquiridos. Como consecuencia, dijo, la plataforma cerodesabasto.org y los reportes que genera el colectivo son necesarios para dar seguimiento desde la ciudadanía a los medicamentos que se adquieren y su destino, así como para contribuir en la mejora de las políticas públicas de los gobiernos.

Por parte de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer participaron su Directora General, Mayra Galindo, y su Coordinador de Pacientes, Patricio González. Galindo realizó una descripción detallada y conmovedora de lo que viven los pacientes con cáncer durante la pandemia, aunado a la carga física, emocional, económica y familiar de ser diagnosticado con cáncer.

Mayra Galindo señaló que, si bien los pacientes con cáncer ya vivían en la incertidumbre debido a la desaparición del Seguro Popular y la poca información sobre el funcionamiento del INSABI, la pandemia multiplicó los retos que viven: acudir a citas, estudios y recepción de medicamentos durante el confinamiento y con ello arriesgarse a contagios en las clínicas y el transporte público; la reconversión de hospitales solo para covid-19, impidiendo el seguimiento de su tratamiento; la saturación de los servicios, así como la disminución y cansancio del personal médico y, con ello, la demora o pérdida de consultas; la reducción de ingresos, y, finalmente, el desabasto de medicamentos que provoca que los pacientes no reciban sus medicamentos, los reciban en dosis menores o vean modificados sus protocolos.

Por su parte, Patricio González agregó que los pacientes que no reciben atención y tratamientos corren el riesgo de que la enfermedad avance y hasta de morir, porque para que los tratamientos tengan éxito deben aplicarse de forma cíclica y continua. Resaltó que, afortunadamente, los médicos están alzando la voz para señalar que no están recibiendo del INSABI los insumos médicos necesarios. González concluyó que nos enfrentamos a una situación caótica en el sistema de salud, poniendo como ejemplo que es la primera ocasión que reciben una solicitud de apoyo por desabasto de medicamentos por parte de un paciente del Hospital Militar.

Del Movimiento Nacional por la Salud participaron la madre de un niño con cáncer, Esperanza Paz, e Israel Rivas, vocero de padres y madres de niños con cáncer, así como también padre de una niña con cáncer. Esperanza compartió que la pandemia complicó aún más la vida de pacientes y familiares porque cuando acuden a las quimioterapias reiteradamente se les indica que no están disponibles los medicamentos. Resaltó que no son casos aislados sino que el desabasto es un problema nacional, y lamentó que muchos pacientes están teniendo recaídas por el mal suministro de medicamentos, así como que la tasa de supervivencia se está reduciendo. “Hemos regresado a la etapa en la cual nos dicen cáncer y no tenemos la esperanza de pensar que se va a salvar una vida”, concluyó

Por su parte, Rivas lamentó estar hablando de las deficiencias en el suministro de medicamentos en vez de hablar de la importancia de que el gobierno mexicano ponga a disposición de los pacientes tratamientos novedosos, que ya se usan en el mundo; por el contrario, dijo, estamos mendigando tratamientos de hace 20, 30 y hasta 50 años. Para el vocero, el hecho de que el desabasto lleve tanto hace que no se trate de un error sino de situaciones premeditadas y del desinterés de funcionarios públicos por invertir en tratamientos de cáncer infantil, los cual se traduce en una crisis humanitaria que calificó de “genocidio”.

De la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística, participó su Directora General, Guadalupe Campoy, quien hizo énfasis en la diferencia abismal de esperanza de vida, entre México y países desarrollados, cuando se padece fibrosis quística, con una variación de 18 a 50 años; fundamentalmente porque los tratamientos novedosos o personalizados no llegan a México, aunado a que ahora tampoco llegan los de generaciones anteriores, dijo. “La principal causa de muerte por fibrosis quística en México es la pobreza porque las personas que no cuentan con un sistema de salud que les respalde, difícilmente sobreviven”, lamentó.

Campoy agregó que a un año de la creación del INSABI muchos pacientes de fibrosis quística se han visto afectados por falta de información, ya que se desconoce el funcionamiento del nuevo programa, los procedimientos, los hospitales disponibles, las cuotas de recuperación para estudios y tratamientos, y el abasto de medicamentos. “Necesitamos que se haga pública la información de cómo pueden atenderse los pacientes de fibrosis quística, tanto en los estados adheridos al INSABI, como en aquellos que no lo han hecho”.

Por su parte, el Director de Datos, Periodismo y Tecnología de PODER, Eduard Martín-Borregón, para demostrar la captura del Estado (que es uno de los ejes que trabaja PODER) comparó lo gastado por el IMSS de 2002 a la fecha con lo gastado por el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México de 2013 al día de hoy, habiendo gastado el segundo el doble por un aeropuerto que no se construyó. “Esto debería ser ilegal, pero lamentablemente no lo es”, sentenció. Alertó que “la mejor política económica redistributiva en México y cualquier país de América Latina es invertir en salud”.

Cabe destacar que todos los participantes coincidieron en la importancia de trabajar en conjunto con las instituciones y, sobre todo, en la necesidad de que las organizaciones que defienden el derecho a la salud contribuyan al empoderamiento de los pacientes y sus familias, a través del acompañamiento, la difusión de sus derechos, así como del uso de mecanismos jurídicos y de exigencia.

Para finalizar, Andrés Castañeda, Coordinador de la Causa de Salud y Bienestar de Nosotrxs, reafirmó que el colectivo Cero Desabasto exige el cumplimiento de los derechos a la salud y a una vida digna, específicamente el derecho al acceso efectivo a medicamentos e insumos médicos de manera oportuna y de calidad, lo cual se hace colaborando con organizaciones y autoridades, “porque no estamos en contra de nadie”, enfatizó, y para garantizar el abasto de medicamentos e insumos médicos al 100%.

Los principales hallazgos del informe

Durante la presentación del informe “Mapeando el desabasto en México. Reporte de la plataforma Cero Desabasto 2020”, el Jefe de la causa Cero Desabasto, Juan Méndez, resaltó los principales hallazgos del informe, que se detallan a continuación:

  • 2020 es un año atípico para el sistema de salud. Al analizar los datos de desabasto observamos que el número de reportes de no surtimiento se ha mantenido al alza aún cuando las atenciones de salud para pacientes que no están enfermos de covid-19 han disminuido de manera considerable.
  • Es alarmante la tendencia al alza de los reportes de desabasto en los pocos pacientes que sí se están atendiendo. En 2019, registramos en la plataforma cerodesabasto.org mil 175 reportes de desabasto de medicamentos, mientras que en 2020 observamos un alza de más del doble con 2 mil 556 casos registrados.
  • Las enfermedades más afectadas a causa del desabasto de medicamentos en 2020 son, en primer lugar, cáncer, con un aumento dramático de casos en el segundo cuatrimestre del año; le siguen pacientes con diabetes e hipertensión con el 13% y el 8% de los casos totales, respectivamente.
  • En cuanto a la falta de acceso de medicamentos en 2020, el ISSSTE presenta una mayor escasez de medicamentos para enfermedades cardíacas, oncológicas y de manejo para la diabetes. El IMSS encabeza las listas en la omisión de quimioterapias, así como de tratamientos antirretrovirales y de trastornos mentales, además de falta de medicinas para pacientes hipertensos y con diabetes. Finalmente, el INSABI tiene índices elevados de no surtimiento en pacientes con enfermedades oncológicas.
  • En el último cuatrimestre de 2020, se registró un incremento en el número de reportes que detallan la falta de Metilfenidato y Valproato de Magnesio en las unidades del IMSS, mismos que se requieren para el tratamiento de T.D.A.H, Epilepsia y Trastorno Bipolar.
  • En cuanto a la corrupción como potencial causa del desabasto o no surtimiento de medicamentos, a partir de marzo de 2020 integramos el indicador de percepción de corrupción en el cuestionario de la plataforma digital. A la fecha, el 40% de las personas reporta creer que, en efecto, hubo prácticas de corrupción.
  • Ciudad de México, Estado de México, Chihuahua, Jalisco, Nuevo León y Veracruz encabezan la lista de entidades con mayor número de reportes de desabasto. Juntos aglomeran el 55% de los casos registrados.

Puedes consultar el informe completo aquí.