Movimiento

Sociedad Civil… ¿de izquierda?

By febrero 22, 2019 No Comments

Por Noé Ramírez Montaño, integrante de Nosotrxs

Publicado en El Sol de México

La noción de “sociedad civil” tiene una amplia historia dentro de la literatura política. Desde Hobbes, Locke y Rousseau, pasando por Kant y Hegel, hasta Marx y Gramsci. Concretamente, Antonio Gramsci lo usa -como explica Carlos Pereyra- para referir al complejo institucional donde se organiza el enfrentamiento ideológico y político de las clases sociales. Recurre al término para hacer mención de una diversidad de organismos mediante los cuales los miembros de una sociedad se integran en la actividad política y en el debate ideológico y así, el concepto ocupa un lugar definido con claridad en las ciencias sociales.

A partir de lo expuesto, se puede realizar una reflexión sobre la crítica del presidente López Obrador hacia las organizaciones de la sociedad civil en el sentido de sostener que conoce muy pocas de izquierda, sin embargo, se equivocó al generalizar.

La idea de sociedad civil ingresó a la arena política en México, sobre todo, por el impulso de empresarios y banqueros, tras la nacionalización de la banca en 1982. Sin embargo, se masificó luego del terremoto de 1985. En ese momento comenzó la configuración de la sociedad civil como un espacio donde se pueden encontrar múltiples organizaciones con diferentes -y hasta opuestos- valores, intereses, idearios y tipos de filiaciones, con base en los cuales es posible identificar las posiciones político-ideológicas de cada una de ellas. No se puede hablar, entonces, de una neutralidad u homogeneidad política y es esta idea sobre la cual tendría que darse la discusión pública.

Ahora, regresando a los comentarios realizados por el presidente, él señaló que hay quienes se han apropiado del término. Es en este punto donde parece más pertinente desarrollar el debate sobre el papel que han jugado diversas OSC en México. Es cierto que hay determinadas organizaciones que han usado el término para intentar monopolizarlo, sin embargo, se puede decir que actualmente, se encuentra en disputa para resignificarlo. Es decir, existen otras organizaciones políticas y civiles que han dado la lucha por diversas causas sociales. Para muestra, basta con ver el trabajo que realizan organizaciones o movimientos como Nosotrxs, Fundar México, Artículo 19 México, Centro Prodh, CDHVitoria, Cencos, Tlachinollan CDHM, GIRE, Fondo Semillas, entre otras.

Así pues, queda claro que se debe distinguir entre el conjunto de organizaciones que actúan en la arena política para no colocarlas a todas en el mismo saco. Es momento de dar la lucha por la legitimidad para definir lo que es de izquierda y disputar esa posición con el presidente si es necesario. Por un lado, es de celebrarse que diferentes OSC y activistas salieran a reivindicar su postura política e ideológica luego de las declaraciones del presidente, pues es preciso que se pierda ese miedo a asumirse abiertamente de izquierda.

Por otro lado, si bien es fundamental tomar en cuenta todos los matices cuando se habla de la llamada sociedad civil, hay que considerar que el discurso y la agenda predominante de estas, en muchas ocasiones, ha olvidado el papel central que tiene el análisis de clases sociales. Así como han reivindicado su postura de izquierda, sería oportuno que se reintrodujera el cuestionamiento sobre las relaciones entre las clases sociales para enriquecer el estudio de la realidad política, social, cultural y económica del país.

Nosotrxs -como una movimiento organizado de izquierda progresista- convoca al presidente de la República a no desconocer a las organizaciones que han sido actores clave en la lucha por lograr una sociedad más justa y más igualitaria. Un proyecto de izquierda democrática se construye entre los diferentes sujetos individuales y colectivos en un ambiente de pluralidad y reconocimiento mutuo.

Leave a Reply