Organizaciones pidieron al gobierno federal que ratifique el convenio 189 de la OIT antes del 30 de abril para poner fin a la explotación y discriminación de los emplead@s doméstic@s.

Vía AristeguiNoticias

Mediante el hashtag #AunHayTiempo, diversas organizaciones sociales exhortaron al Gobierno Federal a ratificar el Convenio 189de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para garantizar los derechos de los 2.4 millones de trabajadoras y trabajadores del hogar.

Andrea Santiago, coordinadora de la causa trabajadoras del hogar de Nosotrxs, explicó que la administración de Enrique Peña Nieto tiene hasta el próximo 30 de abril para enviar el Convenio al Senado de la República, a fin de que lo ratifique y con ello se garantice seguridad social y el fin de la explotación y la discriminacióncontra este sector de la población.

“¿Por qué es importante este Convenio? Porque este convenio, que además han firmado 25 países, 14 de Latinoamérica, reconoce todos los derechos de las y los trabajadores del hogar y asegura mecanismos también para que se acabe con la explotación y la discriminación hacia este sector que, sobre todo en nuestro país, ha sido uno de los sectores más discriminados”.

Este lunes, las organizaciones acudieron a la Cámara Alta para ofrecer su respaldo a Marcelina Bautista, secretaria General del Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar, y para denunciar la falta de voluntad política del gobierno peñista para ratificar el documento.

“Se firmó, de hecho, el 16 de junio de 2011 y no se ha ratificado por una cuestión meramente de voluntad política porque la ratificación es una cuestión viable pues los cambios que se plantean son paulatinos. De hecho, (Miguel Ángel) Osorio Chong (secretario de Gobernación) se comprometió públicamente, en nombre del Presidente de la República, a ratificar el convenio, pero a la fecha no lo han hecho”.

Andrea Santiago reveló cuáles son algunas de las condiciones de quienes se dedican a esta actividad: “El 70 por ciento de las empleadas del hogar ganan no más de dos salarios mínimos, se trata de una suma que es bastante baja. Y el 97 por ciento no cuentan con seguridad social. El 24.7 por ciento de las trabajadoras del hogar no reciben aguinaldo y a esto hay que sumarle formas de discriminación como maltrato por parte de los empleadores”.

Por último, reiteró que si el gobierno de Peña Nieto quiere realmente la ratificación de este convenio, debe enviarlo al Senado de inmediato, a fin de que los legisladores lo procesen en el actual periodo ordinario de sesiones que concluye el 30 de abril y que es el último de la LXIII Legislatura.

De otra forma, el tema se heredaría al gobierno y al Congreso que emanen de las elecciones del próximo 1 de julio:

“De hecho, la fecha límite que tenemos para que se pueda ratificar es el 30 de abril, es decir, realmente estamos con el tiempo muy encima pero creemos que ya desde el propio Senado se ha hecho muchísimo trabajo, ya se han hecho varios exhortos al Ejecutivo para que envíe el convenio. Y creemos que sí hay oportunidad, le estamos apostando a eso porque ya no queremos esperar otro año más, otro sexenio más”, concluyó.

Leave a Reply